domingo, 2 de julio de 2017

En defensa de la escuela unitaria

Las escuelas unitarias, también llamadas escuelas rurales, fueron puestas en marcha hace más de 30 años para dar respuesta a las necesidades educativas de muchos menores del ámbito rural. Se trata de colegios con un número reducido de alumnos donde uno o dos maestros atienden a un alumnado de diferentes edades y cursos escolares, pasando desde infantil hasta el último curso de primaria.

A pesar de que en los últimos años muchas de ellas han sido cerradas por falta de alumnos, debido a la cada vez menor población joven en las zonas rurales, las escuelas unitarias continúan siendo fundamentales en algunas zonas donde la dispersión geográfica de los municipios dificulta el traslado de los niños a colegios mayores de otras poblaciones. 

Canarias es una de las regiones con más centros de estas características, con 149 centros, donde cursan sus estudios cerca de 2.000 alumnos de Infantil y Primaria. 

Los niños que estudian en una escuela unitaria se benefician de múltiples factores:

  • Una relación más estrecha entre padres, profesores y alumnos y entre éstos entre sí. Al ser un número reducido, se facilita la fluidez en las relaciones.
  • Una enseñanza individualizada por el escaso número de alumnos. Si es necesario, el profesor puede centrarse en un niño determinado, ya que al ser pocos alumnos por aula puede atender concretamente las necesidades de cada uno de ellos.
  • Mayor contacto con la naturaleza y el entorno, por estar en un ámbito rural.
  • Al tener alumnos de diferentes edades en un mismo aula, se forman grupos heterogéneos y diversos.
  • Los alumnos de mayor edad pueden actuar como un segundo profesor y como modelo a seguir. Además, los alumnos menores van recibiendo nociones de temas que tratarán en cursos posteriores a la vez que los alumnos mayores pueden repasar lo ya visto en cursos pasados.
  • Tener pocos alumnos facilita que éstos participen más activamente en las clases.
En el último informe PISA, Castilla y León quedó a la cabeza de España como la Comunidad cuyos alumnos obtenían mejores resultados. En dicha Comunidad, uno de cada tres centros es una escuela unitaria. Es por ello que resulta lamentable que las políticas económicas y sociales no favorezcan la conservación y desarrollo de estos centros, cuando su éxito a nivel educativo está más que demostrado. 



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Completamente de acuerdo. La Escuela Rural es indispensable para la formación del niño en sus primeros pasos hacía su preparación educativa, sin abandonar su entorno.

Anónimo dijo...

Completamente de acuerdo. La Escuela Rural es indispensable para la formación del niño en los primeros pasos hacía la preparación educativa, sin abandonar su entorno.