domingo, 31 de agosto de 2014

Coca Cola VS Pepsi

Rivalidades históricas existen muchas y de todo tipo: deportivas (F.C. Barcelona VS Real Madrid), ideológicas (Capitalismo VS Comunismo), poéticas (Quevedo VS Góngora), artísticas (Miguel Ángel VS Leonardo Da Vinci) y hasta bíblicas (David VS Goliat).  En el ámbito empresarial, podemos hablar de una rivalidad que dura nada menos que 121 años, desde que en 1893 nace Pepsi Cola para competir con Coca Cola por el mercado de los refrescos de cola, valga la redundancia.

Desde el principio, el liderazgo de Coca Cola fue indiscutible, acaparando el primer puesto en todos los ranking de ventas, seguida de lejos por Pepsi.  De hecho, Pepsi llegó a quebrar dos veces: 1923 y 1931, teniendo su competidor la oportunidad de comprarla hasta en tres ocasiones entre 1922 y 1933, pero desde Coca Cola se rechazó esta oportunidad. Posteriormente en los años 60, Pepsi decide fusionarse con Frito Lay, formando PepsiCo  y diversificando sus productos: sacan a la venta té helado (Lipton), zumos (Ocean Spray, Tropicana), bebidas isotónicas (All Sport, Gatorade), agua (H2OH, Avalar, Aqualia) y aperitivos (Ruffles, Fritos, Cheetos, Lay´s…) sin olvidar el 7up.

Gracias a esta diversificación de la oferta, PepsiCo busca depender en menor medida de los ingresos de Pepsi para mantenerse a flote, suponiendo éstos en torno al 25% del total de la compañía. Por el contrario, Coca Cola depende en torno al 80% de las ventas que genera su refresco de cola, siendo el resto de ingresos fruto de sus otras bebidas, entre las que destacan Fanta. Aquarius, Nestea y Sprite.

Parecía que Pepsi había llegado a la conclusión de que la gente no iba a dejar de beber Coca Cola, a pesar de que habían conseguido ganarle en una prueba de degustación en la que los consumidores preferían el sabor de Pepsi, desconociendo cuál de las dos bebidas estaban ingiriendo en ese momento. Porque además de la calidad de un producto, la gente consume por tradición, por historia, por diseño, por imagen de marca… Por tanto, la estrategia de Pepsi cambia al decidir diversificar su mercado e ir más allá de las bebidas gaseosas, adentrándose en el mundo de los aperitivos, lo que le daba una ventaja competitiva frente a Coca Cola: ellos no poseían aperitivos, sólo bebidas.


Así, PepsiCo amplió su rentabilidad, a pesar de que la cuota de mercado de su refresco (Pepsi) era claramente inferior a la de Coca Cola. Sin embargo, a la empresa no le interesa tanto ser líder en la cuota de mercado, sino ser rentable, y para fijarnos en la rentabilidad podemos utilizar dos herramientas: la tasa ROA (retorno sobre los activos) que mide la rentabilidad del negocio, y la  tasa ROE (retorno sobre los fondos propios) que mide la tasa de beneficios sobre el capital acumulado. El resultado es el siguiente, tomando como fuente ycharts.com:




Ajustándonos a la información de los gráficos (ROA y ROE respectivamente), la conclusión es sencilla: PepsiCo ha conseguido superar en rentabilidad a Coca Cola en varias ocasiones. No obstante, la guerra continuará. ¡Qué duda cabe!.




No hay comentarios: