viernes, 31 de mayo de 2013

Antonia San Juan

Nació en Gran Canaria en 1961. Su madre era auxiliar de clínica y su padre cobrador de autobús. Se crió hasta los 13 años con su abuela paterna y desde siempre supo que quería ser actriz. Hacía monólogos con sus muñecas y a veces los recitaba en algún bar, aunque su padre no le dejaba recibir dinero a cambio porque "estaba feo". A raíz de eso pensó durante mucho tiempo que cobrar por su trabajo era algo malo. 

Con 21 años se traslada a Madrid y trabaja interpretando sus propios monólogos en bares y pubs  aunque también hace obras clásicas de teatro. Pero lo que realmente le da éxito y fama es su papel  de Agrado en "Todo sobre mi madre", película de Almodóvar en la que interpreta a una transexual. Sin embargo, Antonia no se quiere encasillar y en vez de aprovechar el tirón de ese personaje, decide seguir trabajando en otros campos: además de guionista y actriz, se convierte en directora, productora, diseñadora, pintora y empresaria, llegando a sacar su propia colección de bolsos. Es consciente que con la edad es más difícil conseguir un papel y monta junto a su marido su propia productora. No es persona de sentarse a esperar que la llamen. Ella no cree en el destino y en que las cosas pasen porque tienen que pasar. En sus propias palabras: "tu siéntate ahí sin hacer nada a ver lo que te pasa: nada".

Adora su trabajo, y adora trabajar. Siempre concede entrevistas y no tiene pelos en la lengua. Se define como una mujer tímida que se transforma en el escenario y siempre trabaja con su marido, Luis Miguel Seguí, actor y compañero de reparto en la serie "La que se avecina", en la que ella interpreta el papel de Estela Reynolds (su primer trabajo en televisión). Todo un éxito, a pesar de participar sólo en 3 de las 7 temporadas de la serie, de la que sale por diferencias económicas que nunca ocultó: pidió más dinero y le dijeron que no. Actualmente dirige su productora de teatro ("Trece Producciones") y actúa en obras como Las que faltaban, Lo mejor de Antonia San Juan, ó De cintura para abajo. Puntualmente ha colaborado en El club de la comedia y ha presentado la gala del carnaval de Las Palmas de Gran Canaria. También compró el teatro Arlequín de Madrid.

Acaba de estrenar en Canarias su última película: "Del lado del verano", aunque pocos conocen que es su segundo largometraje. Anteriormente ya había hecho cinco cortos. Por el primero de ellos ("V.O." en el año 2001) estuvo nominada al Goya como directora y con "La china" (2005) recibió varios premios. En 2006 recibe la Medalla de Oro de Canarias de las artes escénicas y es hija predilecta de Las Palmas de Gran Canaria, lo que para ella supone un compromiso. Consciente de que de ella se espera lo mejor y comprometida con su tierra, procura grabar en Canarias, con equipos canarios y actrices canarias: Blanca Rodríguez, Sara Guerra... 

Frases de Antonia San Juan extraídas de varias entrevistas:

"Todo lo que he leído lo pongo al servicio del espectador. Me parece egoísta no darle al público parte de ese conocimiento que uno adquiere cuando lee. Que vengan al teatro a reírse sí, un ratito, pero también quiero que la gente se lleve algo más, un mensaje".

"El teatro es el único lugar donde uno puede decir lo que le dé la gana sin que le echen y sin estar coartado".

"No es una buena sociedad la que permite hacer de todo al individuo. Una sociedad sana tiene que ser juzgada"

"La televisión actual es una televisión agresiva que invita al rencor y a la ignorancia. Son pelotas de mierda que la gente se traga sin procesar"

"Me da rabia que en Canarias vote el 50% de la población y que se diga que Canarias es la Comunidad con mas incultura de España. Un pueblo que no vota es un pueblo no comprometido y un pueblo no comprometido es un pueblo inculto. No se puede recortar sólo en cultura. La cultura es una necesidad tan grande como el comer. Comer comen los perros; el ser humano necesita cultura". 

"El trabajo es la verdadera salud. Cuando uno no trabaja se enferma. El dinero hay que aprender a ganarlo pero hay que gastarlo porque el dinero es energía".

Sin duda, un ejemplo de persona emprendedora que en Canarias muchos deberíamos de seguir y admirar.

Los toros y España

Mucho se ha escrito en este país sobre si las corridas de toros deben seguir considerándose "la fiesta nacional" o "la vergüenza nacional". Las corridas de toros tal como las conocemos actualmente se remontan a finales del s. XVIII aunque los juegos con toros en la Península Ibérica datan de muchos cientos de años antes. Es, por tanto, el espectáculo de masas más antiguo de España y expresión de la cultura hispánica aunque se celebra también en países suramericanos, en Francia y en Portugal, donde a diferencia del resto, no se le da muerte al toro.

No cabe duda que para el extranjero una de las imágenes mas características de España son los toros, al igual que la Torre Eiffel evoca a Francia o el café a Colombia. El toro es un símbolo que podemos encontrar en algunas banderas españolas cuando juega la selección de fútbol o en varias vallas publicitarias a lo largo de la geografía española, producto de una campaña publicitaria del Grupo Osborne de finales de los años 50 y principios de los 60



Los defensores de las corridas de toros afirman que de no existir éstas, el toro bravo de lidia se extinguiría ya que la cría selectiva de estos animales ha permitido que haya sobrevivido en el tiempo. Sin embargo, según el Gobierno de España, sólo se utiliza un 5% de estos toros en espectáculos taurinos. También sorprende este argumento como justificación para hacer de la muerte lenta de un animal, un espectáculo público. ¿Existe algún otro caso en el que la condición para salvar de la extinción a una especie sea la tortura hasta la muerte al final de sus días? Nadie se imagina que la condición que pusieran los chinos a la conservación del oso panda fuera "jugar" con él clavándole lanzas y haciéndole correr por un plaza con ellas clavadas mientras le chorrea la sangre por el cuerpo hasta que exhausto, quedase muerto en el suelo mientras la gente mira y aplaude. ¿Por qué nos hemos acostumbrado en España a ver sufrir y morir a los toros de lidia como algo normal? Y lo peor de todo es que se presume de ello.

Según dos encuestas realizadas en 2002 (Gallup) y en 2006 (Investiga) en torno al 30% de los españoles muestra interés en las corridas de toros frente al 70% que no lo hace. En los años 70, el interés era mucho mayor, en torno al 55% de la población, por lo que ha descendido en más de 20 puntos e incluso hay zonas del país como Canarias y Cataluña en las que están prohibidas. A esto hay que añadir que las corridas de toros no son rentables económicamente (dan pérdidas) y que sobreviven gracias en gran medida al dinero  que reciben de administraciones públicas como los ayuntamientos.

El ser humano tiene la mala costumbre de considerarse dueño y señor del medio que le rodea: contamina ríos, construye donde quiere, destruye bosques, extingue especies, ensucia, emite gases contaminantes al aire... Deberíamos pararnos a pensar que matar para comer es natural, pero matar por entretenimiento, no.


jueves, 30 de mayo de 2013

El ¿retorno? de Aznar

Ampollas ha levantado la entrevista al expresidente del Gobierno, José María Aznar, el pasado martes 21 en Antena 3. Y lo mas curioso es que las ha levantado sobre todo en el seno de su propio partido, el Partido Popular, que desde hace ya tiempo, día sí, día también, se encuentra con quebraderos de cabeza.

Critica Aznar la política de Mariano Rajoy en varios puntos: primero, al dejar claro que ambos sólo se han reunido una vez desde que el Partido Popular llegó al Gobierno; segundo, porque afirma que no se ve un proyecto político claro en el rumbo del Gobierno y que al votante del PP le gustaría verlo, en alusión al incumplimiento del programa electoral con el que el partido ganó las últimas elecciones generales; tercero porque dejó claro que hay que bajar los impuestos a la clase media y no subirlos como se ha hecho; y cuarto, porque dejó abierta su vuelta a la política activa, lo que puede dar lugar a debates internos y tensiones en el partido. Destacable este último punto ya que cuando era presidente, Aznar se había comprometido a no permanecer en el cargo más de 8 años (2 legislaturas) cumpliendo su promesa al no presentarse a las elecciones generales de 2004. 

Entre sus logros se encuentra cumplir con los criterios de Maastrich para la entrada de España en el euro y dejar al país antes de abandonar el Gobierno, con un crecimiento del 3%, un 15.5% de paro y una inflación del 2,7%. La clave del éxito fue la siguiente: reducción de la deuda pública privatizando empresas públicas (Telefónica, Endesa, Repsol, Gas Natural, Aceralia, Argentaria, Tabacalera...) y contención del gasto: congelación de salarios, etc. Por otro lado, se aprueba la Ley 6/1998 que favorece la liberación del suelo y que supuso el crecimiento del parquet inmobiliario a un ritmo del 5% anual, lo que llevó a un rápido descenso del desempleo. 

Esto llevó a que en 2003 en España se construyera el doble que en Francia o Alemania, y a que desde 1996 a 2004 el precio de la vivienda pasase a costar más del doble, teniendose las familias que endeudar muchísimo para comprar una casa. La propia Administración Pública se vuelca en la construcción de edificios tales como polideportivos o auditorios mientras que los bancos promueven el auge de la construcción dando créditos casi a cualquiera. Sin embargo, esta burbuja inmobiliaria se rompe en 2008 y desde entonces el país no levanta cabeza.

En época de bonanza, el Gobierno de Aznar redujo el desempleo a través de un modelo ficticio de crecimiento basado en puestos de trabajo de baja cualificación, lo que también promovió el abandono escolar de muchos estudiantes que veían en la construcción una manera rápida de conseguir trabajo y dinero. Ese "pan para hoy" (ayer) se ha convertido en hambre para mañana (hoy). Pero el propio Aznar nunca ha reconocido responsabilidad alguna de su política en el auge de la burbuja inmobiliaria, echándole el muerto en exclusiva al Gobierno socialista posterior. 

No deja de ser curioso que el mismo día que se producía la entrevista al expresidente del Gobierno, otro expresidente, Felipe González, se reuniera con Mariano Rajoy en la Moncloa. Ni deja de ser curioso que Zapatero, hace unos días, declarara que jamás hablaría mal de Rajoy. Parece que los expresidentes socialistas se solidarizan más con Mariano Rajoy que el propio expresidente Aznar, lo que no deja de llamar la atención cuando fue el propio Aznar el que decidió que su sucesor como candidato a la presidencia del Gobierno fuera Mariano Rajoy. 

Seguro que cuando declaró aquello de: "cumpliré con mi responsabilidad, mi conciencia, mi partido y mi país", no pensaba en todas las personas formadas que se han tenido que ir de este país al extranjero a trabajar, o que trabajan en este país en trabajos que requieren menor cualificación de la que poseen, o en aquellos que en su día no se formaron mejor por meterse a trabajar en el espejismo de la construcción de la que él es corresponsable. Seguramente, sólo pensaba en su ego. 

lunes, 20 de mayo de 2013

La nueva reforma educativa

España se encuentra a la cola de Europa en todos los indicadores que miden la eficacia del sistema educativo (como de costumbre). El estudio PISA, que mide cada 3 años el rendimiento de los estudiantes de cada país, deja al nuestro por debajo de la media en todos los parámetros: habilidad lectora, matemáticas y ciencias, y muy lejos de los puestos de cabeza. Si miramos España al detalle, la comunidad canaria (también como de costumbre) queda relegada al último lugar, superando sólo a Ceuta y Melilla.

La tasa de fracaso escolar en España (24,9% en 2012) dobla la media europea (12,2%) y a pesar de las múltiples reformas educativas llevadas a cabo a lo largo de la democracia, lo cierto es que desde finales de los años 70 el fracaso escolar nunca ha bajado del 20%. 

Actualmente, el Gobierno prepara una nueva ley de educación (LOMCE) que reformará la LOE de 2006, que a su vez reformó la LOCE de 2003 (que ni llegó a entrar en vigor), que reformaba la LOPEG de 1995 y ésta a la LOGSE de 1990, la cual reformaba la LOPE de 1985 y ésta a la LOECE de 1980. En definitiva: Gobierno nuevo, ley de educación nueva.

El Ministro Wert ya ha dicho que la LOMCE se aprobará sí o sí (para eso tienen mayoría absoluta). Las medidas mas polémicas que abarca esta ley son:

  • La asignatura de religión hará media con el resto de asignaturas, sirviendo de baremo para la concesión de becas. Esta medida se consensuó con la Conferencia Episcopal para frenar el descenso de alumnos que eligen religión como asignatura, en un Estado constitucionalmente aconfesional
  • Cae educación para la ciudadanía: supuestamente por ser una asignatura que adoctrina, al enseñar valores como la igualdad entre hombres y mujeres, la convivencia en comunidad, respeto, tolerancia, justicia, solidaridad, identificar y rechazar situaciones de marginación, discriminación, injusticia social, valorar los servicios públicos y los bienes comunes, deberes y derechos de los ciudadanos... Para el Partido Popular es más útil que el alumno estudie que Dios creó el Mundo en 6 días y el 7º descansó, o el misterio de la Santísima Trinidad. (¿No hay catecismo para estas cosas?).
  • Permite que se aumente la ratio de las aulas (número de alumnos por profesor) un 10% y permitirá que las Comunidades Autónomas contraten docentes sin hacer oposición (¿a dedo?).
  • El director del colegio debe pasar por un proceso de formación y acreditación del Ministerio y puede contratar o vetar a un determinado profesor (¿más dedos?), establecer los méritos para cubrir un determinado puesto por un interino o vetar a algún candidato si lo justifica (¡Vivan los dedos!) El claustro de profesores pierde poder y el consejo escolar pasa a ser un órgano consultivo: evalúa e informa pero ya ni aprueba ni decide.
Como era de esperar, el Gobierno se encuentra solo ante esta reforma ya que tiene enfrente a profesores, alumnos y fuerzas políticas de la oposición en bloque, que le piden la retirada de este proyecto, que al igual que todos los anteriores, responde a intereses políticos y poco o nada resuelve los problemas del sistema educativo. Primero, porque es una reforma sin consenso lo que significa que cuando el Gobierno cambie, tendremos una reforma más sobre la mesa que desbarate ésta. Segundo, porque no modifica el fondo del sistema educativo, que no es igualitario (y menos ahora con la subida de las tasas universitarias). Y tercero, porque los alumnos seguirán saliendo del sistema con los mismos conocimientos de base que ahora.

¿Es normal que un alumno en España termine el bachiller con 17-18 años y tras estudiar inglés desde los 10 años (o antes) no sea capaz de mantener una conversación en este idioma, o ver una película en versión original, a diferencia de los alumnos de la mayoría de países europeos? ¿Por qué no se dan clases de economía básica (qué son los intereses, cómo gestionar el dinero, cómo hacer una declaración de la renta) o de habilidades sociales en la educación obligatoria? La respuesta está en que no interesa, porque un pueblo instruido no se gobierna fácilmente.

domingo, 12 de mayo de 2013

Justicia, ¿para quién?

Que vivimos en una sociedad en la que las instituciones del Estado están en crisis es evidente. Desde la clase política, pasando por la Monarquía, la Administración Pública, los medios de comunicación o el sistema judicial, todos se encuentran en claro desgaste y descrédito social. 

En el caso concreto de la Justicia en España y a la luz de varios sondeos tanto del CIS como de diferentes medios de comunicación, la ciudadanía se muestra disconforme con el sistema judicial del país, al que tachan de lento, peor que el de los países de nuestro entorno, ineficaz y lo que es mas alarmante, no igualitario. Es decir, que el español medio siente que la justicia no es igual para todos.

Seguramente los ciudadanos no somos conscientes de todos los procesos judiciales que hay en marcha y sólo nos llegan aquellos que son mediatizados y de los que se hace un juicio paralelo en televisión. Probablemente en muchos casos anónimos se hace justicia y se cumplen las leyes. E incluso en los casos más sonados y más conocidos se cumple la ley, aunque al aplicarla se utilicen varas diferentes de medir. Y he aquí el "quid" de la cuestión: la aplicación máxima o mínima de las penas aplicables para cada delito, según el apellido o cargo que ostentes.

Isabel Pantoja: acusada de blanqueo de dinero junto a Julián Muñoz y Maite Zaldivar. A los dos últimos se les aplican las penas que solicitó el Ministerio Fiscal casi sin alteraciones. A ella sin embargo, le rebajan la petición de la fiscalía: de 3 años y medio de prisión a 2 años, por lo que al no tener antecedentes penales no pisará la cárcel, y una multa de 1,14 millones de euros, menos de la mitad de lo que se le reclamaba. A día de hoy pasea por España.

Ortega Cano: tras provocar un accidente en el que resulta muerto el conductor de otro coche que circulaba correctamente, se le condena a dos años y medio de cárcel (se pedían 4 años) por los delitos de conducción temeraria y homicidio imprudente. Se le anula la prueba de alcoholemia en la que dio positivo (1,26 gramos de alcohol por litro de sangre: el triple de lo permitido por la ley) y por tanto se libra del delito contra la seguridad vial. A día de hoy, pasea por España.

Bárcenas: ex tesorero del PP, acusado de delitos fiscales y cohecho. A pesar de que el Ministro Montoro negó que Bárcenas se beneficiara de la amninistía fiscal aprobada por el Gobierno, según el periódico El País, éste sí que se acogió a dicha amnistía, pero no como persona física, sino como persona jurídica a través de Tesedul, una de sus sociedades, titular de una cuenta en Suiza, donde afirmó haber blanqueado presuntamente casi 11 millones de euros. Cabe recordar que la acusación incluye el recibo de donaciones de empresarios al Partido Popular a cambio de concesiones de obras a estos donantes, sin olvidarnos del tema de los sobresueldos en negro a la mayoría de los pesos pesados del partido. A pesar de todo ello, nadie le puso impedimento alguno para que cogiera un avión y se fuera a esquiar a Canadá. Eso sí, al regresar a España, nos dedicó a todos los ciudadanos de a pie algo tan puramente español como una peineta, que por otra parte no es extraño ver en otros miembros de su partido. A día de hoy, pasea por España.




Duques de Palma: se investiga a Iñaki Urdangarín por supuestos delitos de falsedad documental, prevaricación, fraude a la Administración y malversación de caudales públicos en dos convenios suscritos en 2005 y 2006 entre el Govern balear, presidido por entonces por Jaume Matas (PP) y el Instituto Nóos por 2,3 millones de euros. Presuntamente se crea una fundación de ayuda a niños discapacitados para evadir dinero a Belice. Según El Mundo, la infanta Cristina ganó en 3 años 572.000 euros gracias al dinero público que se desvía del Instituto Nóos a Aizon, una empresa montada a medias con su marido Iñaki. Ambos se compraron el Palacio de Pedralves por un valor de 7 millones de euros, más 3 millones que gastaron en reformarlo. Para ello pidieron una hipoteca por la que pagan 52.000 euros cada tres meses. Finalmente la infanta es imputada por el juez José Castro (en contra del criterio de la fiscalía), imputación que será suspendida un mes después por la Audiencia de Palma. Los Duques de Palma se han negado a presentar sus declaraciones del IRPF por "vulnerar su intimidad" al tiempo que a Iñaki Urdangarín no se le ha impedido viajar fuera de España. De hecho estuvo a punto de firmar contrato para trabajar en Qatar como segundo entrenador de balonmano (sin tener título oficial de entrenador). A día de hoy, ambos pasean por España.

En su mensaje de Navidad de 2011 el Rey decía: "la justicia es igual para todos". Hace pocos días, el Ministro de Justicia, Alberto Ruíz Gallardón, (al que le debemos el tener que pagar tasas judiciales, que habían desaparecido desde 1986, creando un obstáculo al acceso a la Justicia de muchos ciudadanos debido a su posición social, lo que supone otro retroceso democrático más) pedía a los ciudadanos que confiasen plenamente en la Justicia. Manda huevos.