lunes, 29 de abril de 2013

Prioridades del Gobierno de Canarias

A veces uno se plantea por qué la vida política se aleja tanto de las necesidades reales del ciudadano de a pie y por qué cuando el político se acostumbra a vivir de la política, deja de pensar en las personas para pensar en sí mismo y / o en su partido político.

Hace años que la isla de Tenerife tiene en punto muerto dos hospitales: el del Norte y el del Sur, habiéndose gastado en su construcción quién sabe cuanto dinero, pero tales hospitales, a día de hoy, no están en funcionamiento. Peor aún, los hospitales que sí existen han visto reducida su actividad al 65%, cerrándose quirófanos por las tardes y aumentando las listas de espera.

Otra inversión millonaria que aún está inacabada e inutilizable es el famoso y cacareado "anillo insular": la unión de las autopistas Norte y Sur por la zona Oeste de la isla, cuyas obras comenzaron en 2006 y se encuentran paralizadas por falta de fondos. Hay quien dice que se podría financiar con un peaje...

Hay sitio para más obras polémicas como la que el Gobierno canario quiere sacar adelante, o al menos empezarla y ya veremos hasta donde llega el presupuesto: la construcción de un línea de tren en el Norte y otra en el Sur.

Pues no, nada de esto se hace o se termina. Hay otras prioridades en estas islas, como la creación en su día de una Televisión Autonómica Canaria, deficitaria económicamente y de dudoso interés, que además se utiliza por el Gobierno de Canarias para mediatizar al pueblo y hacerse propaganda. O peor aún, montar una Policía Canaria improvisada, sin orden ni concierto, con apenas 100 efectivos de los 1.700 prometidos por Paulino Rivero (la Ertzantza en el País Vasco tiene 8.000 agentes; los Mossos d`Esquadra en Cataluña 21.000...), con unas competencias que ni sus propios agentes parecen tener claras, aparte de la vigilancia de órganos, edificios y dependencias de la Comunidad. El resto de competencias las comparten con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Lo peor de todo, es que la Policía Canaria acumula un escándalo tras otro: denuncias de unos agentes contra otros, "mobbing", presuntas detenciones ilegales y presuntos abusos en el cobro de multas (parece que cobraban de más), siendo detenidos 10 agentes en enero de este año y puestos en libertad con cargos. Otra perla de este cuerpo policial ha sido retuitear en su cuenta oficial de Twitter a la cuenta de Coalición Canaria cuando un diputado de este partido replicaba a otro del PP.

Así que aquí estamos, con un Gobierno canario que busca quién sabe qué, quién sabe dónde. Escandaloso.

sábado, 20 de abril de 2013

Sálvame de "Sálvame"

El 9 de diciembre de 2004, el Gobierno de España y los principales canales de televisión firmaron el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia por el cual se establecían unas franjas horarias en las que se prohíbe emitir contenidos de carácter violento, sexual o relacionados con ocultismo o drogas, con franjas reforzadas para proteger a los menores de 13 años (de 8 a 9 de la mañana y de 5 a 8 de la tarde).

A pesar de ello, desde 2009 Telecinco emite cada tarde, entre semana y dentro de este horario (de 4 a 8 de la tarde, hora menos en Canarias) el programa Sálvame, presentado por Jorge Javier Vázquez. Se trata en principio de un programa del corazón en el que se comenta la vida y milagros de famosos de primera, segunda, tercera, cuarta y quinta categoría, en el que se burlan y mofan de determinados personajes, ridiculizándolos; se pactan peleas, se grita, se insulta, se amenaza, se enseña un pecho, se producen desmayos, se expulsa a invitados o gente del público, ... Lo peor es que la propia dirección del programa promueve los conflictos en directo (a veces pactados). Al canal no le tiembla el pulso para avivar el fuego cada tarde explotando al máximo las miserias de los invitados o incluso de los propios colaboradores.

No hay ética, no hay normas morales, no hay una línea que no se pueda pasar, una frontera, un límite. Todo vale y por ello hemos visto a muchos de estos personajes decir basta y desaparecer durante meses al no soportar que se exploten sus problemas personales, familiares, económicos, su pasado, e incluso sus adicciones a sustancias (públicamente reconocidas). Por no hablar de la falta de cultura básica de algunos colaboradores o incluso de su presentadora suplente, Paz Padilla, a la que muchas veces ni se le entiende cuando habla.

No es extraño por tanto que sea este programa el que acumule todas las denuncias, quejas y demandas que tiene Telecinco. La última proviene del Consejo Audiovisual de Cataluña por saltarse el horario infantil con contenido violento y sexual. La multa que podría imponerse a Telecinco podría llegar a la cifra de 6,5 millones de euros, poniendo en peligro la continuidad del programa, al menos en este horario. Esto, unido a los salarios de los colaboradores (de 300 a 800 euros al día cada uno, excepto Belén Esteban -2 millones de euros al año- y Jorge Javier Vázquez -6.000 euros por programa de tarde-) harían a la cadena replantearse o bien sus contenidos o bien su ubicación en la parrilla televisiva.

Parece evidente que sin multa de por medio, Sálvame seguirá siendo lo que es, y lo que lleva siendo casi cuatro años: una fábrica de juguetes rotos.

martes, 16 de abril de 2013

Venezuela y su futuro

Parece que Maduro ganó las elecciones en Venezuela. Parece, porque el margen es tan estrecho (50,66% frente al 49,07% de Capriles) y las dudas sobre la limpieza del proceso son tantas, que la sospecha sobre si son estos los resultados reales planeará siempre sobre estas elecciones. De lo que no cabe duda es que Maduro será el próximo presidente de Venezuela (con bastante prisa por cierto) y que tendrá que enfrentarse a múltiples retos económicos, políticos y sociales.

Durante el mandato de Hugo Chávez se logró disminuir la pobreza y la indigencia en el país, al igual que los niveles de mortalidad infantil. A su vez, la tasa de escolarización aumentó considerablemente:

 

1999

2011

Pobreza

49,4%

29,5%

Indigencia

21,7%

11,7%

Mortalidad infantil

20,3%

12,9%

Escolarizados        

85,1%

92,7% (primaria)

 

48%

72,8% (secundaria)


Sin embargo, la política chavista pasó por la nacionalización de todo tipo de empresas privadas: petroleras, eléctricas, siderúrgicas, bancos, empresas de telefonía, industrias alimenticias, papeleras y textiles, lo que ha hecho que el aparato gubernamental sea tan amplio que su mantenimiento suponga un gran gasto. De hecho la falta de inversiones públicas ha provocado cortes de agua y luz en algunos sectores (achacados a veces a sequías). 

Otro de los problemas de Venezuela es su altísima inflación (20,1%). El déficit eleva el coste de financiación y el Estado se ve obligado a devaluar la moneda (un 32% en febrero) para aumentar el poder adquisitivo del bolívar, lo que produce más inflación al hacerse más caras las importaciones, algo nefasto en una economía que depende de ellas: en 13 años las importaciones han aumentado un 366%. Un país que fue 5º exportador de café a nivel mundial, hoy en día lo tiene que importar de Nicaragua. Y teniendo una de las mayores reservas de petróleo del mundo, tiene que importar energía desde Colombia. Algo se hace mal. Y esto unido a la política expropiatoria de Hugo Chávez ha provocado que pocos inversores quieran invertir en el país.

Una de las promesas de Maduro en campaña electoral fue la lucha contra la creciente inseguridad ciudadana, que ha llegado a tal punto que el propio Gobierno ha dejado de publicar tasas como la de criminalidad. Para bien o para mal, Maduro no es Chávez, no tiene su carácter, ni su carisma, ni el apoyo que tenia éste (ha perdido 600.000 votos con respecto a las últimas elecciones, ganando Capriles unos 800.000). Tampoco tiene el apoyo incondicional de los suyos, como sí lo tenia Hugo Chávez, sobre todo entre los militares, por lo que también tendrá que vigilar entre los suyos para que no aparezcan discrepancias internas. Pero el principal problema será intentar gobernar en un país claramente partido en dos.

martes, 9 de abril de 2013

Aeropuerto de La Palma

El 6 de julio de 2011 se inauguró la nueva terminal del Aeropuerto de La Palma tras siete años de obras y una inversión final de 230 millones de euros. Al acto asistieron el por entonces Ministro de Fomento, José Blanco, el presidente del gobierno canario, Paulino Rivero, y la cúpula de AENA entre otros.

La razón para tirar al suelo la antigua terminal, inaugurada en 1980 y en funcionamiento durante 31 años (con varias reformas sucesivas) fue que se había quedado pequeña para el creciente tráfico de pasajeros que estaba recibiendo la isla, en torno a 1.200.000 al año. La nueva terminal tiene capacidad para más de 2.000.000 de pasajeros y supone, según las autoridades, una plataforma adecuada a las necesidades de lanzamiento turístico de la isla.

Sin embargo, parece que no se están recogiendo los frutos esperados, ya que el número total de pasajeros en el aeropuerto de La Palma lleva años con tendencia bajista, desde que tocara techo en el año 2007  con 1.207.752. En el año 2012, la cifra fue de 956.779 (un 20% menos).

Independientemente de que las previsiones de crecimiento de pasajeros fallen, de que el descenso sea puntual, por la crisis, por el descenso de frecuencias, por la caída del turismo, etc., y aún pensando en que los 230 millones de euros invertidos suponen una inversión a largo plazo, ¿era necesario hacer este tipo de aeropuerto? ¿Era necesario pasar de una terminal tradicional, acogedora, luminosa, con terrazas exteriores hacia el mar y la montaña, con cuadros en las paredes, viva, con sello canario, a una terminal impersonal, vacía, gris, fría, triste, oscura, deprimente, fea, incómoda y sobre todo, cara? ¿No se podían haber mantenido los sellos de identidad canaria que poseía la antigua terminal? ¿Acaso eso no gusta al turista en mayor medida que un aeropuerto que podría ser el aeropuerto de cualquier ciudad de tan impersonal que es? ¿Es lógico pensar que tener un aeropuerto grande atraerá mas turistas? ¿Conocen a algún palmero al que le guste este aeropuerto? Yo no. 

¿Recuerdan el dicho que dice que se han querido tirar el pedo mas grande que el culo? Pues eso.

Fotos de la antigua terminal






Fotos de la actual terminal







miércoles, 3 de abril de 2013

Escrache

El término escrache nació en Argentina en 1995 y se ha puesto de moda este año en España para denominar a un tipo de manifestación pacífica en la que un grupo de activistas de Derechos Humanos se dirige al domicilio o trabajo de alguien al que se quiere denunciar o recriminar su actitud. En nuestro país lo está utilizando la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) presionando a diputados del PP para que apoyen la Iniciativa Legislativa Popular presentada por dicha organización. Esta iniciativa defiende tres pilares:

1) Dación en pago retroactiva
2) Alquiler social
3)Paralización de los desahucios

Desde la Plataforma se explica que se ha invitado por carta a los diputados a asistir a las asambleas de afectados por los desahucios para que vean de primera mano el problema sobre el que deben legislar y que éstos nunca se han molestado en responder. También se escudan en la reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que declara que la normativa española sobre los procedimientos de desahucio vulnera la normativa europea de protección de los consumidores. La PAH considera que el acoso a las personas con capacidad para solucionar el problema de la vivienda forma parte de las medidas de presión lícitas para evitar los desahucios en España.

Por su parte, el Partido Popular ha hecho todo lo posible por rechazar la Iniciativa Legislativa Popular presentada en el Congreso, con el aval de un millón y medio de firmas (el triple del medio millón exigido) y aunque en el último momento han cambiado su postura, parece que al final lo que se va a debatir no es el proyecto que se propuso desde la ciudadanía, sino la fusión de éste con otro proyecto, que ya veremos cómo deja al proyecto original. También hemos visto a la Delegada del Gobierno en Madrid relacionando a la PAH con el entorno de ETA.

Se equivoca la PAH al llevar sus acciones hasta el extremo del insulto a los diputados en la calle (ladrones, asesinos) o intimidando a los vecinos de éstos, invitándoles a señalarles con el dedo al pasar. Con esto consiguen perder el crédito que ya habían conseguido y mucho del apoyo popular que han logrado. Pero se equivoca también el Gobierno al dar la espalda, una vez más, a la voz de la ciudadanía, o lo que es mucho más grave, intentar desacreditar a un movimiento social a través de acusaciones tan serias como las de la Delegada del Gobierno en Madrid o intentando enterrar una iniciativa legislativa popular con tanto apoyo, sin tan siquiera querer debatirla antes.

Se equivocan, sí, pero no se sorprenden de que el escrache haya aparecido en España. Y no se pueden sorprender porque es imposible que un país donde el desempleo está en 6 millones de personas; donde los sueldos se recortan y las pensiones prácticamente se congelan, perdiéndose poder adquisitivo; donde se sube el IBI y el IVA; donde se suben la luz, el agua, la gasolina, los impuestos indirectos (tabaco y alcohol); donde se pierden derechos sociales y laborales, abaratándose el despido; donde se invierte menos en sanidad y en educación, bases de la sociedad; donde la gente se queda sin subsidios, ayudas y sin su propia casa; donde cada vez más personas comen en comedores sociales o de lo que tiran los supermercados a la basura; donde estudiar es cada vez mas caro y si has estudiado tienes que irte fuera para ser alguien; que ve como los corruptos quedan impunes y que cuando se moviliza para presentar una iniciativa legislativa popular, se le cierra la puerta mirando para otro lado... es imposible, como decía, que un país así, quede impasible eternamente. Llegó el escrache a España, ¿de qué se sorprenden ahora los señores Diputados?