jueves, 31 de julio de 2014

Templo masónico en Tenerife

La masonería es una institución de carácter iniciático que busca la verdad, el desarrollo social y moral del ser humano y el progreso. Se organiza en logias y su origen documental más antiguo se remonta al siglo XIII, aunque existen corrientes que le dan una antigüedad mayor. En cualquier caso, la masonería moderna aparece en Europa a finales del s. XVII.

Seguramente mucha gente desconoce que en Santa Cruz de Tenerife se erige el mejor ejemplo de templo masónico no sólo de España, sino del sur de Europa. Lo construyó la logia Añaza y fue inaugurado en 1902, funcionando como templo hasta 1936, momento en el que las tropas franquistas lo toman requisando sus bienes y archivos, algunos de los cuales se conservan en Salamanca. A partir de entonces, la masonería fue prohibida y el templo pasó a manos del Ministerio de Defensa que lo usó como almacén de la Farmacia Militar y como acuartelamiento hasta que lo cierra en 1990, permaneciendo abandonado a su suerte hasta el presente. Comprado por el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife en 2001, su estado actual es casi ruinoso, a pesar de ser Bien de Interés Cultural desde 2007.

Actualmente existe sobre la mesa una propuesta de rehabilitación del edificio a través de un convenio firmado en 2013 entre el Ayuntamiento de Santa Cruz y las dos principales organizaciones de la masonería en España. La idea es la de hacer de él un museo de la masonería y un centro de interpretación de ésta, así como su estudio y el de los valores democráticos que transmitió a la sociedad. De momento, los interesados pueden visitar el templo previa inscripción, ya que gracias a la Sociedad de Desarrollo se abren sus puertas durante unas horas cada viernes de septiembre, si bien ya existía una lista de reserva desde abril, cuando también se abrieron sus puertas de forma excepcional. La inscripción puede hacerse en el email siguiente: templo@sociedad-desarrollo.com. Las visitas son guiadas y gratis, por un espacio de 15 minutos y en grupos de 10 personas., dado el estado ruinoso del inmueble.


Otra forma de acercarse a la historia de este edificio y de la masonería es asistir a las jornadas que se realizarán entre el 4 y el 26 de septiembre en la Casa Elder, que incluye conferencias y exposiciones. Sin duda, una oportunidad de acercarse a parte de la (abandonada) historia de la isla.



miércoles, 30 de julio de 2014

Quiebra en RTVE

Hace más de un año dedicaba un post en este blog a hablar de la decadencia del Telediario de TVE. (24-2-13).  En él hacía referencia al desplome de audiencia de los informativos de La 1 de Televisión Española tras la llegada de Julio Somoano como director de informativos, procedente de Telemadrid (otra que tal las baila). En tiempo récord se pasó de tener unos informativos elogiados y premiados a nivel internacional por su pluralidad e independencia, a tener unos informativos polémicos, cuestionados por casi todos y con mínimos históricos en lo que a audiencia se refiere.

Tras la llegada del Partido Popular al Gobierno, se modificó por decreto la ley de RTVE, de tal forma que si antes se necesitaban 2/3 del Congreso y el Senado para elegir a los miembros del Consejo de RTVE, ahora sólo se necesita mayoría absoluta, es decir, que antes era necesario el 66% de los votos a favor y ahora solamente el 51%. ¿Y quién tiene mayoría absoluta? El PP, por lo que son éstos quienes gobiernan RTVE. Tras dos años con Leopoldo González Echenique como presidente del grupo, las quejas de los propios empleados del ente público de presiones, propaganda, censura, partidismo y manipulación y defensa al Gobierno, han sido constantes, y a través del Consejo de Informativos han pedido la dimisión de su director, Julio Somoano. Algunos ejemplos de manipulación que citan son:
  1. Se elimina información sobre corrupción de la trama Gürtel vinculada al PP
  2. Se suprime la valoración negativa de Mariano Rajoy en una noticia sobre una encuesta trimestral del CIS 
  3. Se ocultan las palabras machistas realizadas por Arias Cañete en el debate para las elecciones europeas
  4. Se omite el éxito de Podemos en las elecciones europeas. La BBC entrevista a Pablo Iglesias; TVE no entrevista a nadie de Podemos
  5. Se relegan a los últimos lugares del informativo noticias que son más importantes y que abren los informativos en otras cadenas 

Pero no son sólo los informativos de Televisión Española: es toda su programación la que naufraga sin remedio. Programas como Gran Reserva: el origen, +Gente, Tenemos que Hablar, Letris, Uno de los Nuestros, Generación Rock, Código Emprende o El Pueblo más Divertido pasaron por la programación de la cadena sin pena ni gloria, con unos índices de audiencia más propios de La 2, situando la media de La 1 en un 9.5% de share en el mes de junio (Telecinco 15,9%; Antena 3 13,1%.) ¿Alguien ha visto, recuerda o le suena alguno de estos programas?

La toma de decisiones polémicas como el despido de profesionales (Ana Pastor, referente en las mañanas en Los Desayunos de TVE; Pepa Bueno, etc.) han dejado claro al espectador que la pluralidad y la información no son la prioridad de la cadena, sino mas bien el control político de la misma. Otra decisión desacertada fue la de relegar Informe Semanal, el programa más veterano de la televisión en España (figura en el Guinnes de los Récords) y el más premiado, a la madrugada. ¿Su audiencia en esta franja? En torno al 3%.  Tras unos meses marginado, recientemente le han devuelto al horario de máxima audiencia, cosechando un 6,8%.

Las últimas medidas tomadas por estos señores han sido elaborar un "Plan de Eficiencia" que incluye cerrar el canal Teledeporte, y apartar a la periodista María Escario como presentadora de deportes del Telediario del fin de semana., tras 20 años trabajando en la cadena pública. Parece la última represalia contra ella tras su actitud crítica hacia la dirección de informativos. Ya sufrió la no emisión en su momento de la entrega de su premio Ondas en 2013 o el dejarla de lado para viajar a la final de la Champions. ¿Para quiénes eran las 200 acreditaciones que pidió TVE por su despliegue? El revuelo formado hizo que se la incluyera a última hora.

Actualmente, según un informe al que ha tenido acceso el diario El Mundo, la deuda acumulada de RTVE es de 800 millones de euros, o lo que es lo mismo, más de la mitad de su capital social, lo que sería causa de disolución, según la Ley de Sociedades de Capital. ¿Esto qué quiere decir? Que el grupo no es viable y que debería ser disuelto para no ser una carga para las arcas del Estado. Las alternativas que parece estar manejando el Gobierno son: reducir el capital,  aumentar en 100 millones anuales la aportación del Estado o modificar la Ley de Financiación de RTVE.

Yo qué quieren que les diga, la cosa no está para derroches, y menos aún para mantener con dinero público a los amigos del Gobierno de turno (que la deuda no es de ahora), a malos gestores y enchufados.  ¿Por qué Atresmedia en 2012 gasta el 17% de los ingresos en su plantilla de 1.700 trabajadores y obtiene beneficios?. ¿Por qué Mediaset  en 2012 gasta el 12% de sus ingresos en su plantilla de 1.360 trabajadores y obtiene beneficios?. RTVE en 2012 tenía 6.400 trabajadores (mas que Atresmedia y Mediaset juntos) y el 41% de sus ingresos se va en pagar la plantilla, no obteniendo beneficios sino un déficit ese año de 113 millones de euros.

Reflexionen.



lunes, 28 de julio de 2014

La ONU es un fracaso

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) se fundó en 1945 después de finalizar la Segunda Guerra Mundial. Contaba por entonces con 51 países miembros y su objetivo era prevenir nuevas guerras y genocidios, el respeto de los derechos humanos, garantizar la asistencia sanitaria a víctimas de guerras u otras catástrofes y mantener la paz mundial. Actualmente sus miembros ascienden a 193.

La ONU sustituía a la Sociedad de Naciones (SDN), creada con los mismos fines en 1919 tras la Primera Guerra Mundial. Tras casi 70 años de la fundación de las Naciones Unidas, podemos concluir que este organismo, al igual que su predecesor, ha sido y es un fracaso.

  • Conflicto Israel-Palestina: en 1948 se produce la primera guerra árabe-israelí, a la que siguen otras (1967, 1973, 1982, 1987, 2000, 2009 y 2014). Las disputas por el territorio en estos 66 años de guerra se han cobrado la vida de miles de civiles. La ONU sigue siendo incapaz no ya de encontrar una solución, sino tan siquiera de emitir una resolución de condena a los ataques israelíes contra el pueblo palestino. El conflicto continúa.
  •  Conflicto del Sahara: 1975 hasta la actualidad. La retirada de España del Sahara, las pretensiones de Mauritania y Marruecos de anexionarse este territorio y las aspiraciones del Frente Polisario de lograr la independencia provocan una guerra que termina en 1991. Marruecos se anexiona el Sahara bajo protectorado de la ONU, que no consigue que se cumplan sus resoluciones. El conflicto continúa.
  •  Conflicto en Sri Lanka: 1983 – 2009. La ONU no intervino.
  • Conflicto en Bosnia: 1992 – 1995. La limpieza étnica acabó con 100.000 muertos. Sólo en Srebrenica, una de las zonas protegidas por la ONU, los radicales serbios asesinaron a 10.000 musulmanes.
  • Genocidio en Ruanda: 1994. Se asesina a un millón de civiles (el 20% de la población).
  • Conflicto en Sudán: 2003 – 2010. La ONU no interviene hasta 2006. 300.000 muertos.
  • Guerra de Irak: 2003 – 2011. Estados Unidos de forma unilateral y sin la aprobación de la ONU, invade el país acusándolo de poseer armas de destrucción masiva y colaboración con el terrorismo. Nunca se encontraron dichas armas ni se tomaron medidas contra EE.UU.
  • Genocidio en Siria: 2012. China y Rusia hacen valer su derecho de veto por lo que la ONU no puede intervenir. Se utilizan armas químicas. 65.000 muertos.

Debido a su estructura, Naciones Unidas se ve extremadamente limitada para actuar, sobre todo si las actuaciones a llevar a cabo perjudican los intereses de alguno de los 5 países que componen, de forma permanente, su Consejo de Seguridad. Estos cinco países (Estados Unidos, China, Rusia, Francia y Reino Unido) tienen derecho a veto, o lo que es lo mismo, pueden bloquear cualquier resolución de cualquier tema que se trate sólo con su voto. Rusia (antigua Unión Soviética) lo ha utilizado al menos 99 veces; Estados Unidos 79 (más de la mitad para evitar condenas al Estado de Israel por sus actuaciones contra los palestinos); Reino Unido 29, Francia 16 y China 8.

Pero el problema es aún más profundo. La ONU se ha visto envuelta en escándalos de todo tipo, desde sobornos y adulteración de cuentas, pasando por colaborar con el ex dictador Saddam Hussein a través del proyecto de ayuda a Irak Petróleo por alimentos, pasando por escándalos sexuales como los que tres empleados de la ONU exponen en el libro “Sexo de emergencia y otras medidas desesperadas”. En él se narra cómo funcionarios de Naciones Unidas han aceptado sobornos, presentado facturas infladas o cómo soldados (cascos azules) violaban a mujeres en Camboya, algo que junto a la pederastia parece suceder en más de una misión. Los autores del libro participaron en misiones en Camboya, Somalia, Ruanda, Haití, Liberia y Bosnia.

Fracaso. Ese es el adjetivo para calificar a una institución que hace muchísimos años debió reformarse para dejar de beneficiar a los intereses de los países victoriosos de la Segunda Guerra Mundial, para defender lo que realmente no defiende: los derechos humanos y la paz.




lunes, 21 de julio de 2014

La invasión de los selfies

Raro, rarísimo el día que al abrir cualquier red social uno no se encuentra con esas fotografías que la gente se hace a sí misma, mostrando parte del brazo con el que se sujeta la cámara, o posando delante de un espejo. Poses y más poses, lenguas fuera, perfiles, muecas y caras de vinagre, con el pelo así, con el pelo asá, con la chaqueta, sin la chaqueta, con los zapatos, sin los zapatos, con dos colegas, sin los colegas, con la ropa de hoy, con la ropa de mañana, en la habitación, en el cuarto de baño, de camino a clase, de camino a casa… Una tras otra van apareciendo auto-fotografías propias del mismísimo Narciso de la mitología griega, enamorado de su propia imagen.

Tal ha sido el auge de los selfies, que el Diccionario Oxford eligió “selfie” en 2013 como Palabra del Año, al aumentar su uso un 17.000 %. Está presente sobre todo entre la gente joven (la edad media, según un estudio conjunto de varias universidades estadounidenses y expertos alemanes, es de 23 años, realizándose este estudio en Bangkok, Moscú, Berlín, Nueva York y Sao Paulo) y dentro de ésta, entre las chicas en mayor medida que entre los chicos.

¿Qué explicación se puede dar a este fenómeno? Parece claro que estamos ante conductas narcisistas propias de la edad y la necesidad constante de exponerse a la aceptación de los demás, sobre todo del grupo de iguales (personas de la misma edad, compañeros de colegio, amistades, círculos cercanos, etc.). Con estas actitudes se pone de manifiesto una llamada de atención con vistas a aumentar la autoestima, presumir de algún momento que se está viviendo o dirigir un mensaje a alguien en particular. En cualquier caso el placer de publicar un selfie es efímero y puede llevar consigo algunas complicaciones, porque cuando se publica una foto esperando la aprobación de tus amigos, pendiente de quienes la miran, quién pincha en “me gusta”, cuántos “me gusta” llevas acumulados… se corre el riesgo de si en determinado momento no se cumplen las expectativas generadas con la foto, aparezca un problema de falta de autoestima y confianza, además de la adicción a este círculo que se suele generar.


Parece no obstante que con los selfies se produce el llamado efecto Simmel: cuando las ideas y modas de las élites son adoptadas por las clases inferiores, dichas élites abandonan esas ideas y modas. Cuando la población en general adopta un símbolo de estatus, dicho símbolo, al generalizarse, deja de ser un símbolo de estatus por lo que tiende a morir. Se presume por tanto que dada su extensión, el fenómeno de desprestigio de los selfies está a la vuelta de la esquina, teniendo los días contados.¡Ojalá!.



sábado, 12 de julio de 2014

Orgullo

Cada año, los colectivos LGBT celebran de forma pública una serie de eventos en pro de la tolerancia y la igualdad de homosexuales, lesbianas, bisexuales y transexuales: una marcha por las calles de la ciudad, la lectura de un pregón, conciertos, teatro y actividades varias como la gala de elección del Mister Gay del año o una carrera de tacones. Gracias al eco mediático, el denominado “Día del Orgullo” es conocido por la mayoría de la sociedad, aunque casi nadie sabe que el origen de esta marcha se remonta a 1969, cuando se producen en un barrio de Nueva York una serie de manifestaciones espontáneas y violentas contra una redada policial en el pub Stonewall Inn, fruto del hartazgo de la comunidad homosexual de verse perseguida por el sistema con el visto bueno del gobierno.

El movimiento LGBT lleva desde finales del s. XIX buscando la normalización y aceptación social de todos ellos así como su equiparación en derechos con los heterosexuales y gracias a su esfuerzo se ha conseguido dar luz a una realidad social que muchos no querían aceptar sino ocultar. Los logros de este movimiento pasan por despenalizar la homosexualidad en gran cantidad de países (Europa y casi toda América), conseguir el reconocimiento de las uniones civiles y el matrimonio entre personas del mismo sexo, lo que implica tener acceso a derechos hasta entonces no reconocidos (herencia, coberturas sociales o beneficios fiscales), luchar contra las leyes que impiden la adopción y contra el estigma  y la discriminación añadida que la comunidad homosexual arrastró durante décadas tras la aparición del SIDA, culpándose a este colectivo de su extensión y considerándolo por parte de algunos como un castigo divino.

Y es que no fue hasta 1990 cuando la Organización Mundial de la Salud retiró la homosexualidad de la clasificación internacional de enfermedades y otros problemas de salud. Hasta entonces (y aún después), el ser homosexual era sinónimo de vicioso, enfermo, desviado o anormal. De hecho muchos fueron víctimas de terapias lesivas de reorientación sexual.

Pero aún queda mucho camino por andar: existen multitud de países donde la pena por ser homosexual pasa por el castigo físico, la cárcel o incluso la muerte, aunque no hay que irse tan lejos para darse cuenta de que hoy en día, a pesar de todo, un gay, lesbiana, transexual o bisexual sigue encontrándose ante los dilemas de siempre: el aceptarse a sí mismo, el qué dirán los demás, el miedo al rechazo, al insulto, la baja autoestima, la inseguridad, el acoso y la violencia cotidiana en el ámbito escolar o incluso familiar, la depresión y el suicidio.


Es por ello que el Día del Orgullo no debe reducirse a una fiesta consumista y llena de estereotipos más propia del Carnaval, que poco o nada aporta a normalizar la situación del colectivo en la sociedad. Porque muchos se han quedado en el camino en esta lucha para hacer de todo ello una fiesta frívola y vacía de contenido, en la que parte del colectivo no se siente identificado.